20.9.10

Luna roja

En una madrugada de invierno,
supe que eras tú la de las llamas.

La de la mirada ardiente
y profunda en mi pecho.

La de mis venas catalizadas
por tu calor obsceno.

Aquí te llevo luna roja.

Guardada en un sobre sin sello.

En el instinto de mi noche deseada.

En un labio pegado a mi salvia.

En mi mano agarrando tú lava.

En un volcán sumergiendo tú cuerpo.

Eres de fuego luna ceniza.

Fuego eterno sin moderación.

Juego de veinte vientres sin una caricia.

Fuego de un solo vientre sin emoción.

Aquí estarás para siempre rojo amor.

Sin antes yo estar esta noche de pasión.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivero

  • 2 (2)
  • 11 (1)
  • 9 (1)
  • 8 (6)
  • 7 (2)
  • 6 (1)
  • 5 (10)
  • 4 (13)
  • 3 (4)
  • 2 (12)
  • 1 (1)
  • 11 (1)
  • 10 (1)
  • 9 (3)
  • 8 (11)
  • 7 (2)
  • 6 (1)
  • 4 (5)
  • 3 (15)
  • 2 (11)
  • 1 (9)
  • 12 (4)
  • 11 (4)
  • 10 (1)
  • 9 (9)
  • 8 (3)
  • 7 (2)
  • 6 (7)
  • 5 (5)
  • 4 (7)
  • 3 (3)
  • 2 (5)
  • 1 (5)
  • 12 (2)
  • 11 (4)
  • 10 (5)
  • 9 (84)
  • 8 (7)
  • 7 (12)
  • 6 (8)
  • 5 (9)
  • 4 (22)
  • 3 (12)
  • 2 (5)
  • 1 (11)
  • 12 (18)
  • 11 (14)
  • 10 (20)

Seguidores