30.4.13

Hay algo que extraño en todo esto y que pudo haberse llamado amor, ternura, compasión o cariño, ahora todo esto llega a ser tan fuerte hasta el punto de inmovilizar el cuerpo y dejarlo ahi, a merced del tiempo, de los dias. No podria hablar de personas, ni de recuerdos, se extrañan tus palabras, en especial las de preocupacion, planes, apodos de tu corazon.

Y me gusta recordar tu pelo, tu cara y esa seguridad que solo tu sabias mostrar, se extrañan todas esas cosas, los caminos nos hacen y ayer que tu eras el camino, ahora eres un bosque.

No dejo en paz mi romanticismo, me gusta ser eterno a tu lado en ayeres como el nuestro y repensar con mi cuerpo inutil la inmovilidad de lo que pasa, al final nunca se llega a nada tras el fatalismo de mis ventanas, son horas, minutos o un tiempo sin tiempo el que destape lo que tanto no se quiere ver.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivero

  • 2 (2)
  • 11 (1)
  • 9 (1)
  • 8 (6)
  • 7 (2)
  • 6 (1)
  • 5 (10)
  • 4 (13)
  • 3 (4)
  • 2 (12)
  • 1 (1)
  • 11 (1)
  • 10 (1)
  • 9 (3)
  • 8 (11)
  • 7 (2)
  • 6 (1)
  • 4 (5)
  • 3 (15)
  • 2 (11)
  • 1 (9)
  • 12 (4)
  • 11 (4)
  • 10 (1)
  • 9 (9)
  • 8 (3)
  • 7 (2)
  • 6 (7)
  • 5 (5)
  • 4 (7)
  • 3 (3)
  • 2 (5)
  • 1 (5)
  • 12 (2)
  • 11 (4)
  • 10 (5)
  • 9 (84)
  • 8 (7)
  • 7 (12)
  • 6 (8)
  • 5 (9)
  • 4 (22)
  • 3 (12)
  • 2 (5)
  • 1 (11)
  • 12 (18)
  • 11 (14)
  • 10 (20)

Seguidores