28.9.11

Guardemos estos momentos en un cuarto sin nombre
lejos de las palabras y la cercanía, lejos de nosotros los muertos
lejos de todo aquello que se relacione con tus manos.

Quizás te vea y sepa la dirección de tus miradas.
quizá no y solo transcurra un día sin verte.

Voltea, voltea.

Asienta esta disposición a cambiar el sol

Rosa, gris

Somos tus intercambios de signos
tus pasiones lógicas.

La pluralidad de tus adjetivos es la sencillez de mi cotidianidad.

Que nuestros paseos sean las platicas de todos los cafés matutinos, de todos los anocheceres en los hoteles de la ciudad, de las discuciones familiares, del abandono de las calles y las multitudes, de los silencios en los domingos.

El día me sabe a tu cabello recién levantado de la almohada.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivero

  • 2 (2)
  • 11 (1)
  • 9 (1)
  • 8 (6)
  • 7 (2)
  • 6 (1)
  • 5 (10)
  • 4 (13)
  • 3 (4)
  • 2 (12)
  • 1 (1)
  • 11 (1)
  • 10 (1)
  • 9 (3)
  • 8 (11)
  • 7 (2)
  • 6 (1)
  • 4 (5)
  • 3 (15)
  • 2 (11)
  • 1 (9)
  • 12 (4)
  • 11 (4)
  • 10 (1)
  • 9 (9)
  • 8 (3)
  • 7 (2)
  • 6 (7)
  • 5 (5)
  • 4 (7)
  • 3 (3)
  • 2 (5)
  • 1 (5)
  • 12 (2)
  • 11 (4)
  • 10 (5)
  • 9 (84)
  • 8 (7)
  • 7 (12)
  • 6 (8)
  • 5 (9)
  • 4 (22)
  • 3 (12)
  • 2 (5)
  • 1 (11)
  • 12 (18)
  • 11 (14)
  • 10 (20)

Seguidores