25.11.10

Black people ( ya no me acuerdo el nombre) = sinceridad

Todavia a mis 20 años no me conozco, porque habria de hacerlo a mis 80.

Para las personas que piensen que el silencio es suerte del destino, esta el vacio de donde somos y donde nos vemos, para recordar aquellos hurtos de alma y de indentidad.

Nuestra especie es una gran esfera, que se llena, que condena. Vive y crea. Comienza y termina. No espera palabras para un borrador inexistente. Se corrije solo y es la descripcion de nuestra aleatoriedad.

Para suponer que las personas advierten es necesario advertir, el hecho y luego la accion. Lo que perdura y de lo que nazco.

El destino es un gran halo negro que redunda como voz al espacio, a lo cuatro vientos. Una llamarada y un beso. No existe mientras el viaje sea largo y rojo.

Mi poesia no existe, solo usa variaciones que condensan una irrealidad amarrada y caliente, llena de gas y flama.

Es la aventura un solsticioo de invierno, una luz grande y una ayuda inmediata.

Yo me doy cuenta de todo, aun cuando mi paranoia este tensa y arrugada como el metal.

Ella es tu y tu eres la rosa, la mirada al ruido y al olvido de mi.

Las luces en la noche, las preguntas en la sombra.

Todo es metafora, aun aunqe las manos no sepan que escribir.

La cuestion es lo que conduce a lo interminable, a la esperanza y la posibilidad.

Dentro de mil años un sabor se esconde, entre roca y marea, entre pierna y humano.

20.11.10

Que queda

Que es lo que queda del tiempo, cuando la vista se ha perdido, los sonidos se han hecho palabras, la voz un recuerdo.

Que es lo que queda del tiempo, cuando la vida no ha guardado una noche para ti, las manianas se van, las manos se van.

Que es lo que queda del tiempo en este primer dia que naciste y velaste unas horas despierto el suenio del atardecer.

Que es lo que queda del tiempo, que queda de el para ti.

Solo pasos, pasos, pasos.

15.11.10

Fragmento lírico del momento de un segundo

Que le dire a ella cuando salga con los pies mojados y la mirada perdida, vuelta hacia el sol, siguiendo la ceguera, vagando en la gran ciudad.
Mi boca tiembla y tambien grita, pero faltan letras y una luz artificial.
Seguiré el agua en el asfalto y su reflejo parcial.
Seguire tu voz, la ciudad es silencio y cafe.

Te dire, mira, vamos a aquel lugar, ese de resplandor azuloso y mesas cuadradas, ese donde las lamparas se llaman dios y los panecillos televsion.

Entonces cuando pidas, diras, deme una rica television con glaseado y mermelada, ah y de tomar porfavor un cafe, este dios es perfecto, emite una luz tan debil que el cafe parece sangre y me gusta. Cuanto es?...

No mejor no te lo dire, no me gusta esa parte donde dices lo del glaseado y la mermelada.

Me gustaria, me gustaria mas, decirte que partieramos al pasado, irnos y recordar esos viejos momentos en mi cuarto, cuarto oscuro, piel brillante, persianas cerradas, ojos abiertos.

Sin embargo, donde estas, todavia no ha llovido y yo siento que tu pies ya se han mojado, todavia no nace el sol y yo ya veo como tus ojos se cegan y se pierden.

Mira, ahi estas.

Ahi te veo.

Ahora voy a saludarte, no te vayas, no te muevas, no me digas adios.

Hola...

Archivero

  • 2 (2)
  • 11 (1)
  • 9 (1)
  • 8 (6)
  • 7 (2)
  • 6 (1)
  • 5 (10)
  • 4 (13)
  • 3 (4)
  • 2 (12)
  • 1 (1)
  • 11 (1)
  • 10 (1)
  • 9 (3)
  • 8 (11)
  • 7 (2)
  • 6 (1)
  • 4 (5)
  • 3 (15)
  • 2 (11)
  • 1 (9)
  • 12 (4)
  • 11 (4)
  • 10 (1)
  • 9 (9)
  • 8 (3)
  • 7 (2)
  • 6 (7)
  • 5 (5)
  • 4 (7)
  • 3 (3)
  • 2 (5)
  • 1 (5)
  • 12 (2)
  • 11 (4)
  • 10 (5)
  • 9 (84)
  • 8 (7)
  • 7 (12)
  • 6 (8)
  • 5 (9)
  • 4 (22)
  • 3 (12)
  • 2 (5)
  • 1 (11)
  • 12 (18)
  • 11 (14)
  • 10 (20)

Seguidores