31.10.09

Cuando mis palabras te vean
y mis ojos te suspiren con lagrimas
la luna se caera
y el mundo quitara el telon que cubre la capa de dios.

Cuando el cuerpo de un ave caiga en una flor
el sol brillara por un millon de noches
el cielo quedara angustiado por la luz perdida
el universo cubrira nuestra raiz de lumbre.

Sobre mi trozo de espiritu te cargo a ti
a tu lecho de existencia
la mantengo en mi esencia porque se que vives en mi
y mueres en aquella hoja de mi vida
que todos los dias veo partir
bajo el horizonte de mi cama.

Quiero conocer ese umbral que divida tu ombligo en veinte partes
en mil segundos sobre mi pecho
mi puntiagudo espectro que sobrepasa tu corazon mundano
y culmina la obra ancestral en jueves de cada mes

Como conservatorio naci
caminando en miradas que levantan los aires
arrastrandome por piedras borrosas en la tierra
volando en arboles enormes como una nube en forma de niebla.

Soy luna y
bajo todo existe
bajo todo se contempla
bajo todo el ojo ve
sobre todo tu mirada perdida en mi silaba indiscreta.

Eres sol
y colmena de mil estrellas
mil sabores que deparan en mi lengua
militar de mis encias y mordidas
de un mudo en la hierba sinfonica de la vida.

26.10.09

Constelaciòn 8760



Colonizantes


Como símbolos intrigantes
de la libertad absoluta.

Como piedades sin nombre
piedras de un mismo sol

Recorren los colonizantes
los caminos solitarios.

Recorren los colonizantes
las letras de la emocion.

Residuos purificados
ardientes putrificados.

Recorren colonizantes
los aullidos de la creacion.

Sin nombre sin sombra
sin techos sin cuerpo
sin luz sin agonia
sin suspiros que inspiren
a la ciudad inmuta
de mis manos labradas
por su voz.

23.10.09

Pedazo de cielo
donde me has dejado.

Pedazo de tu cuerpo
seno de mi corazon
ojo de mi alma
nariz de mi poesia
donde me has dejado.

Inquietante suspiro de media ocacion
hoja del silencio de tu voz.

donde estoy

donde me haas dejado.

Veo raizes
que nunca aprendi a ver
veo miseras plantas
que nunca aprendi a oler.

Veo misero mundo
misera imagen de mis dias nauseabundos.

Veo tanta tristeza
que acompania mis letras.

Veo muertes y penas.

Glorias que se queman.

Veo ropa seca.

No, no el pecho de tu conciencia.

No otra vez mis palabras sin pena.

Trece

Trece suspiros de mi entrepierna me inspiran
me comunican con klaha
me mantienen en mi tristeza
incontenible
inmediata
lenta como un sonido cautivo entre tus piernas.

Klaha
ven por mi
ya llevame
esta vida es mi feretro
la carroza de mi alma todo lo que veo.

Klaha
esuchame
comunica lo que siento
mis sentimientos impropios.

Klaha
mis trece poesias

Klaha
mis trece imposibles.

Klaha
mis trece nirvanas.

El norte en mis ojos insipidos
separados por comas de sol
soy ave
y mentira de amor.

Klaha
matame

matame

matame.

Es tu venganza
que me condena al sollozo.

Matame amando.

Quiero poder cerrar los ojos en la oscuridad
viajar al infierno
y morirme nauseabundamente en el.

Klaha.

Klaha.

No puedo ya leer
ni escribir mis manos
estan tiezas
me muero

me voy


me voy.

Klaha.

20.10.09

Retrato



Cuarto de hora



Claros sabores



Uto


La paloma de la voz
es virgen
entre las conversaciones de los espiritus
y necesita suelo para sonambulos
creeyentes y misògenos.

Es
un imponente cuervo en prosa
en cielo poètico
en nubes medias
a la luz de tu cuerpo.

La paloma de dios
es un aguila borracha
un aguila vegetariana
un cuerpo del inframundo.

Pero es paloma
y las palomas blancas son
como una nieve en el universo
que contrasta con mi venganza.

Y las palòmas a tremulo dicho
son unas palabras
o papeles de seda
que al viento inmutan el tiempo
que al sol ocultan su cetro
que a tus lentes siembran inciertos.

Que vuelan
como enlaces de incienzos
de tranquila agonìa en el espacio
de olor mar
y esculpìdo fuego.

Y hablan
como lozas de lo que queremos hacer
las palòmas inòspitas
en luz de voz en manos sabias.

Las palòmas inòspitas
que ahora en mi cuerpo
desgarraron el alma de mi voz
la voz de mi uto sacramentado en ti.

19.10.09

Tu ojo derecho mi alma


En tu segunda vida
si
en la que viviste en agonía...

Supe de tu mirada.

Cerrar mis pestañas frente a tu mirada.

Supe el bordado de tu piel
supe tus vellos
y supe de ti como nunca antes habia sabido de alguien.

Cerraba mis pestañas frente a tu ojo derecho.

Tu luna
tu enmienda la luz
tu alma
tu union
de piel, inmortalidad, belleza, saliva.

No.

No era nada, era absolutamente todo lo que me hacia falta.

Mis ojos nunca mintieron de tu ojo derecho
porque siempre fue mi lecho en la oscuridad
siempre fue mi pecho en la tierra del oceano
siempre me vio tu ojo derecho.

Y ahora lo extraño
lo extraño mas que cualquier mirar
mas que cualquier pintura que refleje mi dolor
en la  oscuridad
de tu hermoso ojo derecho.

Y ahora
ahora mas que nunca porque lo tengo.

El soneto


Mis sonetos
paseantes sin avion
cabezeras en rodillas liseadas
mis navios cercanos
mis sonetos pasos de leon
paseantes de pilas de reglas
palabras inquietas y querubines
a cuestas.

Mis intentos
quisiera
ser
como
el
y soy
todo
solo
el.

Sobre mis inquietas palabras
las letras dicen mentiras
los sonetos hablan sensibles
y los puntos comen sinastrias.

Sobre mis sonetos se dise-hace
cien objetos sin correspondencia que implique
mas de lo que das-doy
en mayo y junio a la vez.

Sobre lo que doy hay miles de implicaiones
e implicados inocentes y acabados
que no saben que estan
son o seran.

Que si saben lo confian
en las palabras hechas en cama
noche tras noche
dia madrugada.

Sobre mis sonetos se posan
los silencios
los movimientos
los momentos
y los sonidos de cada alimento de humildad humillada.

Sobre mis sonetos hago alabanzas
son rocas
y las rocas maniobran mis palabras.

Sobre lo que hago hay de todo
porque de todo existe en el
porque en un existen mil
en todos solo nosotros
en ti yo
en mi tu
en mis sonetos nadie
solo los ojos que ancian ver
las esferas perpetuas de luz y ciudad.

Es.

el soneto.

004


Que culmina en tanta esencia

sino la ahora mancha de cuadritos llamada yo.


Quien contenta llama
ahora a esa linea disvisora amor.


Ahora que intenta la mitad
del cielo
el infierno
sino mallugarnos.


Explotar en incendio.


Y quitar la oleada marea de ti.


Es un cuarto o un medio
un octavo y una parte entera.


Un horizonte mas mil estrellas.


Que quiere de ti mi mancha.


Sino tu destino en ciruelos
en cascada de besos
deseos y amor.


Una fruteria entera
de fantasias y meriendas.


Pasar contigo la noche entera
los dias y las tinieblas.


Ver un color
y agarrarlo sin monedas
discernir nuestros ojos
en la mitad
del silencio y las castañuelas.


Como sino donde
quien sino que
cuando sino tu
tu solo tu.

003


Amanecer

sonriente pecado,
amanecer
de pupilas en barnìz,
amanecer
sin huella
sin lucro
sin llanto
ni gotas.


Amanece
sin comida
ni alimento.


Ameniza
el amanecer.


Desayuna sol
nubes y cola de inquietud.


Amanecer sin lìnces
sin lìmites
el amanecer prosigue
al atardecer
sin huella
y sin nombre.


Incògnito.


El amanece
y colorea la manivela de la vida
se entiende
acaricia el monte Everest.


El amanece y el sol mitìga.


Mitìga mitigante
el licantropo en el amanecer
porque vive sin pena
ni gloria
que le plazca
escondido en su casa la roca.


Mitiga mitigante
el sol cicatrizante del amanecer.


Que frio que hace
que mitiga a las llamas.


Que crisalidas flamas
que derriten la manta.


Que loza la del amanecer
porque la tarde es vana
y la noche tambien.


La madrugada que nos plazca
y sostenga las palabras
porque el amanecer es tibio
y las palabras llanas.

002


Rayos de sodio dosil

culminantes anestèsicos
calmantes de queratina triple
cerotonina crisalida en el espejo
neuronas transparentes intuibles
quimicos reciprocos de dios
columnas de sustancias
que llegan
y van
devuelven
regresando
terminan
en un solsticio
de creibles miramientos
en cielos, murmullos, cimientos
sigilosos.


Siglos sigilosos
de colmenas y cometines
que llevan y van
regresan y terminan
el punto
el sìmbolo
el orden
el sabor
el comestible lìo del mundo circunvexo.


Siglos

Siglos


Sigilos que culminan en vigilia
siglos que culminan en siglos
milenios que nunca terminan
sodio que controla nuestro espìritu
y alma
y valor.


Al fin somos dos
dos sodios y doce odios
dos dios y cien pastillas
que saben a un mar
sin
dulce
mìtica
agua mìstica.

001


La muerte de un cantante callaba al universo en ese dìa

donde la luz velò
incomodamente
los gritos del huizache seco,
los atardeceres de la selva acùstica
y cada grito empapante de humedad intrìnseca.



La muerte callò
los gemidos de las ramas y las rameras,
cayò en divina suerte
y lùcida agonìa.




La inmuta muerte muto en cosecha
se hizo fruto
y desvirgo la vaina de la tierra virgen
en las noches que se impuso
como mortal acreedor de vida
y lùcida agonìa como muerte
cansada de ser luna-vida
y en la inmensidad...



(Silencio)...


luna-eterna-mìa.

Archivero

  • 2 (2)
  • 11 (1)
  • 9 (1)
  • 8 (6)
  • 7 (2)
  • 6 (1)
  • 5 (10)
  • 4 (13)
  • 3 (4)
  • 2 (12)
  • 1 (1)
  • 11 (1)
  • 10 (1)
  • 9 (3)
  • 8 (11)
  • 7 (2)
  • 6 (1)
  • 4 (5)
  • 3 (15)
  • 2 (11)
  • 1 (9)
  • 12 (4)
  • 11 (4)
  • 10 (1)
  • 9 (9)
  • 8 (3)
  • 7 (2)
  • 6 (7)
  • 5 (5)
  • 4 (7)
  • 3 (3)
  • 2 (5)
  • 1 (5)
  • 12 (2)
  • 11 (4)
  • 10 (5)
  • 9 (84)
  • 8 (7)
  • 7 (12)
  • 6 (8)
  • 5 (9)
  • 4 (22)
  • 3 (12)
  • 2 (5)
  • 1 (11)
  • 12 (18)
  • 11 (14)
  • 10 (20)

Seguidores